Vea este artículo en español aquí.

Photo credit: Inter-American Commission on Human Rights
Photo credit: Inter-American Commission on Human Rights

Commissioners: Felipe Gonázlez, Emilio Álvarez Icaza, James L. Cavallaro, and PauloVannuchi

Petitioners: Article 19, Asociadas por lo Justo (JASS), Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, Centro de Derechos Humanos de las Mujeres (CEDEHM), Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, Centro de Investigación y Capacitación Propuesta Cívica (PROPUESTA CIVICA), Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos, A.C. (CADHAC), Disability Rights International, Documenta, Centro de Análisis e Investigación (FUNDAR), Sin Fronteras

State: Mexico

The National Human Rights Commission of Mexico (Comisión Nacional de los Derechos Humanos, CNDH) is recognized by the United Nations (UN) as Mexico’s National Human Rights Institution. CNDH has over one thousand staff members and a $73 million budget, the highest of any National Human Rights Institution. CNDH has been criticized for its lack of effective policies to tackle human rights violations, many of which were carried out by government authorities. The most recent example took place in the southern town of Iguala on September 26, 2014. Students at the Ayotzinapa Rural Teachers College held a peaceful protest against discriminatory hiring practices and were met with gunfire from local police leaving six dead and forty-three missing after police hauled them away. At the helm of this tragedy was the Mayor of Iguala and his wife.

The State began by expressing its regrets for the recent events in Iguala and Tlatlaya (where on June 30, 2014, soldiers executed twenty-two people for seemingly no reason). The State said that these events test the laws and structure of the CNDH and should serve as a catalyst for advancing its human rights policy. The State is working to analyze human rights challenges and improve human rights policy at the local level.

This hearing was requested by Mexico to outline its human rights program and report on its progress. The State described the implementation of new programs and policies including: training programs for public officials; legislation to provide support for victims; protection of journalists; improved investigation strategies such as, forensic data collection and data bases for finding disappeared persons; and a non-police investigation unit. Recognizing that a major challenge is to ensure state compliance, the CNDH has set up a working group to monitor and follow up with individual states.

The Petitioners were members of organizations representing civil society. They hung a banner across the front of their table that pictured the forty-three disappeared students. The Petitioners expressed anger at Mexico’s claims of progress, stating that the right to a hearing in this forum requires accountability and not misrepresentation. In reality, the Petitioners say, there has been no prevention of further human rights violations. In 2013, the military disappeared over 23,000 persons, 16,044 of whom were located. As of July 2014, there were 29,707 disappeared, 16,274 of whom were located alive, and 901 found dead; the status of the other 12,532 individuals is still unknown.

The Petitioners say it is impossible to affect change though legislative reforms, which they argue are completely out of touch with civil society. The Petitioners asked for one minute of silence for the victims of Iguala. Everyone in the room stood in silence and the Petitions held up the words “fue el estado justicia búsqueda verdad nunca mas.”

Commissioner Cavallaro, asked the State if enough was being done in response to these disappearances, especially given that these recent events are not isolated incidents. Cavallaro pointed out the contradiction between the willingness expressed by authorities and actions at the state level and asked how the State will meet this challenge.

Commissioner Vannuchi first asked how social, cultural, and economic rights fit into the state’s human rights agenda. Second, he asked whether the reforms are working with regard to professionalization of the police force. Third, the Commissioner requested a detailed proposal of the State’s request for technical assistance following its 2011 constitutional reform.

Commissioner González, emphasized the importance of implementing Mexico’s human rights policy in light of recent events.

The State said there is no official policy for violating human rights as the petitioners suggest. In response to the Commissioners’ questions it described advances in implementing its human rights policy including a training program, which has trained 31,000 law enforcement officials as of October 24, 2014, and new vetting and certification programs for state authorities. The State said as of 2011, it has thirty-nine programs in economic and social, and cultural development.

The Petitioners emphasize the difference between the State’s view and the situation on the ground, and they encourage a visit from the Commission. They said that what is necessary is not being done because what is necessary is returning the forty-three disappeared students to their homes. With regard to social, economic, and cultural policy, those forty-three students were protesting for their right to education.


Derecho a la Alimentación y la Regulación de Semillas en las Américas
escrito por Kali Friedmann, traducio por Nancy Medina Sigampa

Minuto de silencio por los 43 estudiantes desaparecidos, los Peticionarios alzan las palabras que dicen “Fue el Estado, Justicia, Búsqueda de Verdad, Nunca Más.” Fotografía, cortesía de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos
Photo credit: Inter-American Commission on Human Rights

Comisionados: Felipe Gonázlez, James L. Cavallaro, y Paulo Vannuchi, Emilio Álvarez Icaza (secretario Ejecutivo de la Comisión).

Peticionarios: Artículo 19, Asociadas por lo Justo (JASS), Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, Centro de Derechos Humanos de las Mujeres (CEDEHM), Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, Centro de Investigación y Capacitación Propuesta Cívica (PROPUESTA CIVICA), Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos, A.C. (CADHAC), Disability Rights International, Documenta, Centro de Análisis e Investigación (FUNDAR), Sin Fronteras

Estado: México

La Comisión Nacional de Derechos Humanos de México (CNDH) es reconocida por las Naciones Unidas (ONU) como la Institución Nacional de Derechos Humanos en México. La CNDH tiene un personal de más de mil miembros y un presupuesto de $ 73 millones, el presupuesto más alto de cualquier Institución Nacional de Derechos Humanos. Sin embargo, ha sido criticada por su falta de políticas eficaces para hacer frente a violaciones de derechos humanos, muchas de las cuales fueron perpetradas por las propias autoridades gubernamentales. El ejemplo más reciente ocurrió en la ciudad sureña de Iguala el 26 de septiembre de 2014. Los estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa realizaron una protesta pacífica en contra de las prácticas de contratación discriminatorias y fueron recibidos con disparos por la policía local, dejando seis muertos y 43 desaparecidos luego de que la policía los transportara lejos. El Alcalde de Iguala y su esposa son señalados como los principales responsables de esta tragedia

El Estado comenzó expresando su pesar por los recientes acontecimientos en Iguala y Tlatlaya (donde el 30 de junio de 2014, soldados ejecutaron a 22 personas sin razón aparente). El Estado, dijo que estos hechos ponen a prueba las leyes y la estructura de la CNDH y deben servir como un agente catalizador para avanzar en su política de derechos humanos. El Estado también declaro, estar trabajando para analizar los problemas de derechos humanos y mejorar estas políticas en el ámbito local.

Esta audiencia fue solicitada por México para esbozar su programa de derechos humanos e informar sobre su progreso. El Estado describió la implementación de nuevos programas y políticas que incluyen: programas de capacitación para funcionarios públicos; legislación para proporcionar apoyo a las víctimas; protección a periodistas; la mejora en las estrategias de investigación, tales como, la recolección de datos forenses y bases de datos para la búsqueda de personas desaparecidas; y, una unidad de investigación no policiaca. Reconociendo que un reto importante es asegurar el cumplimiento del Estado, la CNDH ha puesto en marcha un grupo de trabajo para supervisar y dar seguimiento a los estados individuales en México.

Los Peticionarios, miembros de organizaciones que representan a la sociedad civil, colgaron una pancarta en la parte delantera de la mesa retratando a los 43 estudiantes desaparecidos. Los Peticionarios expresaron su enojo por las declaraciones de avances por parte del estado de México, afirmando que el derecho a una audiencia en este foro requiere responsabilidad y no la tergiversación. En realidad, afirman los Peticionarios, no ha existido la prevención de otras violaciones de derechos humanos. En 2013, las fuerzas militares desaparecieron más de 23.000 personas, 16.044 de los cuales fueron ubicadas. A julio de 2014, ha habido 29.707 desaparecidos, 16.274 fueron localizados con vida, y 901 encontrados muertos; el estado de los otros 12.532 individuos es aún desconocido.

Los Peticionarios dicen que es imposible influir un cambio, a pesar de las reformas legislativas, las que, argumentan, están completamente fuera de contacto con la sociedad civil. Los Peticionarios pidieron un minuto de silencio por las víctimas de Iguala. Todos en la sala permanecieron de pie y en silencio; las Peticiones alzaron palabras diciendo: “Fue el Estado, Justicia, Búsqueda de Verdad, Nunca Más.”

El Comisionado Cavallaro, interrogó al Estado sobre si estaba haciendo lo suficiente en respuesta a estas desapariciones, sobre todo teniendo en cuenta que estos acontecimientos recientes no son incidentes aislados. El Comisionado Cavallaro señaló la contradicción entre la voluntad expresada por las autoridades y las acciones a nivel estatal, y preguntó cómo va a responder el Estado a este desafío.

El Comisionado Vannuchi, primero preguntó cómo los derechos sociales, culturales, y económicos encajan en la agenda de derechos humanos del estado. En segundo lugar, quiso saber si las reformas se están trabajando en relación a la profesionalización de las fuerzas policiales. En tercer lugar, el Comisionado pidió una propuesta detallada de la solicitud del Estado para la asistencia técnica tras su reforma constitucional de 2011.

El Comisionado González, hizo hincapié en la importancia de implementar la política de derechos humanos en México, a la luz de los recientes acontecimientos.

El Estado dijo que no hay una política oficial de violaciones a los derechos humanos, como los Peticionarios afirman. En respuesta a las preguntas de los Comisionados, el Estado describió avances en la implementación de su política de derechos humanos los que incluyen: un programa de formación, que a la fecha del 24 de octubre de 2014 ha formado a 31.000 agentes para reforzar la ley, y nuevos programas de investigación de antecedentes y certificación de los oficiales, utilizados por las autoridades estatales. El Estado adujo, que desde el 2011, tiene treinta y nueve programas de desarrollo económico, social y cultural.

Los Peticionarios hicieron hincapié en la diferencia que existe entre lo que expresa el Estado y la realidad de la situación, y alientan la visita de la Comisión. Los Peticionarios adujeron que no se está haciendo lo necesario para que los 43 estudiantes desaparecidos retornen a sus hogares. En lo que respecta a la política social, económica, y cultural, los 43 estudiantes estaban protestando por su derecho a la educación.