English version available here.

Comisionados: Corporación Colectivo de Abogados “José Alvear Restrepo” (CCAJAR), Consultoría para los DerechosHumanos y el Desplazamiento (CODHES), Corporación Jurídica Yira Castro, Coordinación Nacional de Desplazados (CND), Colectivo de Mujeres al Derecho / Corporación Sisma Mujer, Comisión Intereclesial de Justicia y Paz (CIJP)

Peticionarios: Consultaría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (CODHES), Colectivo de Abogados “José Alvear Restrepo,” Corporación Jurídica Yira Castro.

Estado: Colombia

La Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (la “CIDH”) escuchó el testimonio en la audiencia de fecha 2 de Noviembre de 2012, relacionada con los derechos de las víctimas por desplazamiento forzado bajo la nueva Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, conocida también como Ley 448, Dicha ley busca la reparación de daños de aquellos que fueron víctima del desplazamiento forzado por conflictos internos.

La peticionaria Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (CODHES), indicó que actualmente hay alrededor de 5 millones de personas desplazadas en Colombia, de las cuales 800 mil son desplazadas desde 1997. CODHES manifestó que los desplazados generalmente son pobladores de zonas rurales, indígenas y afro-colombianos que fueron obligados a abandonar alrededor de 6.5 millones de hectáreas de tierra, abandonando tanto su casa como herramientas y lugares de trabajo. CODHES elogió al Estado por reconocer el problema y aprobar la ley, pero afirmó que los problemas se ciernen sobre las medidas de restitución sobre la población que se sigue desplazando, los problemas estructurales de la impunidad y apoyo jurídico a los afectados y la incapacidad del Estado de brindar asistencia legal y la restitución material.

La peticionaria Corporación Jurídica Yira Castro destacó los aspectos positivos y negativos de la Ley de 1448 y dijo que la ley podría ser un mecanismo adecuado para millones de víctimas. Sin embargo, los peticionarios también dijeron que el resarcimiento por parte de la ley, cuando se aplica, no es suficiente para ayudar y superar los problemas de las víctimas del desplazamiento forzado. Por otra parte, los representantes de la Corporación Jurídica Yira Castro criticaron la ley, mencionando que ésta era  insuficiente en lo que respecta a la restitución de daños en cuanto a mujeres. Aunque la Ley 1448 fue percibida como un paso positivo por los representantes del Colectivo de Abogados “José Alvear Restrepo”, se pidió monitoreo permanente por parte de la CIDH, en particular con respecto a la eficacia de la ley, la impunidad con respecto al desplazamiento forzado, y la restitución de tierras para las mujeres. El peticionario también criticó la ley por proporcionar ésta reparaciones limitadas en lugar de la completa restitución. Todos los peticionarios subrayaron que las reparaciones previstas son insuficientes, especialmente para las mujeres.

El Estado respondió reconociendo las preocupaciones de los peticionarios y afirmó que Colombia ha hecho frente a éstos problemas a través de varias iniciativas. Los representantes del Estado señalaron que los responsables de algunos de los desplazamientos forzados fueron arrestados recientemente. Asimismo, el Estado señaló que Colombia ha desarrollado 490 misiones humanitarias y está atendiendo la reparación de 100,000 víctimas, 68% de las cuales son mujeres.

El Comisionado José de Jesús Orozco Henríquez, quien es también el Relator Especial para Colombia, solicitó información sobre las estrategias y mecanismos específicos utilizados por el Estado en el cumplimiento de la Ley 1448, así como información sobre cómo Colombia puede garantizar que los desplazados tengan conocimiento y acceso a las protecciones y derechos reconocidos por la ley.

El Human Rights Brief agradece a Adalberto Méndez por su colaboración en la traducción de este resumen.